Oficina Internacional de los Derechos Humanos Acción Colombia

OIDHACO alerta sobre las medidas represivas de la Fuerza Pública en ocasión de las protestas en el marco del Paro Nacional y solicita garantías para las personas que continúan movilizadas

El 21 de noviembre iniciaron protestas masivas en Colombia en el marco de un Paro Nacional, convocado por amplios y diversos sectores sociales y durante el cual se movilizaron cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas. Las movilizaciones continúan todav

En su comunicado de 20 de noviembre , la Oficina Internacional para los Derechos Humanos – Acción Colombia -OIDHACO alertó de los riesgos del uso excesivo de la fuerza por parte de miembros de la fuerza pública durante las manifestaciones, como había ocurrido en protestas anteriores, en particular por acciones cometidas por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional. Un joven estudiante de 18 años, Dilan Cruz, murió tras un disparo en la cabeza a corta distancia por parte de un integrante del ESMAD el día 23 de noviembre en Bogotá. Hubo también denuncias de la ciudadanía en distintos lugares del país de uso desproporcionado de la fuerza contra personas que manifestaban pacíficamente por parte de miembros de este escuadrón y de la policía.

Documentos:

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
On Key

Artículos Relacionados

Carta pública a las autoridades europeas con relación a las dos declaraciones públicas emitidas tras el VII Diálogo de Alto Nivel y el XIII Diálogo de DDHH entre la Unión Europea y Colombia

Colombia sigue siendo el país con la tasa más alta de asesinatos de personas defensoras de derechos humanos a nivel mundial. El historial de graves violaciones a los derechos humanos ha sido incluso reconocido por parte del Gobierno de Colombia, con un escalamiento alarmante solo al inicio de 2022 de por lo menos 19 masacres

Situación de violencia y atentados en el contexto pre electoral

Oidhaco y las organizaciones firmantes expresan su profunda preocupación por el deterioro de la situación de seguridad en los territorios colombianos, el aumento de las agresiones contra líderes sociales y personas que han presentado su candidatura política en el contexto preelectoral.