Inicio > Publicaciones > Documentos de OIDHACO > Pueblos Indígenas

Pueblos Indígenas



Los derechos de los pueblos indígenas están siendo violados diariamente ya que son víctimas de los efectos del conflicto armado interno, la discriminación institucional sistemática, y la presión de las transnacionales que pretenden explotar los recursos naturales de sus territorios.  Al menos 35  pueblos indígenas están en riesgo de extinción. Frente a esta grave situación, Oidhaco pide a la Unión Europea formular, en consulta con los pueblos indígenas, líneas directrices para su protección, y no ratificar el Tratado de Libre Comercio.

 

• Por lo menos 122 personas indígenas fueron asesinados durante el año 2010. La mayor parte de estos crímenes quedan en la impunidad.
• Estadísticas oficiales del gobierno colombiano relevan que entre enero y mayo de 2011 se registró un incremento de 38% en el número de asesinatos de personas indígenas comparado con el mismo periodo del año anterior.
• La ONIC ha denunciado que el 75% de los niños indígenas de Colombia padecen desnutrición
• La violencia sexual en contra de mujeres indígenas es muy común, y cometida por parte de diferentes grupos armados en el conflicto armado. La mayoría de los casos no se denuncia por serios obstáculos en el acceso a la justicia, incluyendo miedo de represalias, falta de traductores y de formación a los oficiales de justicia.

 

Riesgo de Extinción
La Corte Constitucional ordenó al Estado crear planes de salvaguardia para 35 pueblos indígenas que están bajo riesgo de desaparecer, y un programa nacional de garantías para los pueblos indígenas a nivel nacional, cuyo cumplimiento ha excedido los términos establecidos por el alto tribunal. La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) ha mapeado 30 pueblos adicionales que también están en riesgo de extinción.

 

Pueblos Indígenas y Megaproyectos Económicos
La presión ejercida por  las empresas que quieren implementar megaproyectos económicos en sus territorios aumenta la vulnerabilidad de los pueblos indígenas. Es necesario, tal como enfatiza James Anaya  en su informe de visita a Colombia (2010) “armonizar la política pública de desarrollo económico del país, en especial en lo que se refiere a los denominados “megaproyectos” relativos a la extracción de recursos, infraestructuras agroindustriales y turísticas, con los derechos de los pueblos indígenas.”
Sin embargo, el proyecto de Plan Nacional de Desarrollo de Colombia 2010-2014 y el Acuerdo Comercial entre la UE y Colombia, impulsan el desarrollo de la industria extractiva y la agro-industria provocando más presión y serios impactos sobre los territorios indígenas y sus pueblos.

 

Solicitamos a la Unión Europea y sus Estados miembros:

 

- Emitir un pronunciamiento público mostrando la preocupación por la situación de los pueblos indígenas en Colombia y la importancia de su protección ante el inminente riesgo de extinción de un gran número de ellos.
- Desarrollar una política coherente hacia los pueblos indígenas, que atraviesa todas sus instituciones y políticas, en línea con el Convenio 169 de la OIT y con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
- Dentro de la política de la UE en derechos humanos, formular en consulta con los pueblos indígenas, líneas directrices sobre pueblos indígenas,  de apoyo a las representaciones de la UE en terceros países.
- No ratificar el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Colombia. Es necesario medir rigurosamente los impactos que tendría la firma de un TLC con Colombia en las vidas de los pueblos indígenas de Colombia, en consulta con sus organizaciones representativas. Crear una legislación vinculante para exigir a sus empresas cumplir con los derechos humanos de la población colombiana, incluyendo a los pueblos indígenas.

 

Solicitamos a la Unión Europea y sus Estados miembros que urjan al Estado colombiano a que avance en la protección de los pueblos indígenas, en particular con relación a:

 

- Las órdenes y sentencias de la Corte Constitucional referidas a la grave y persistente violación de los derechos de los pueblos indígenas: Auto 004 (2009) y 092 (2008) y las Sentencias T-129 (2011), T-547 (2010), y  T-769 (2009).
- Implementar, sin reservas, los artículos de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Cumplir urgentemente las recomendaciones del sistema de las Naciones Unidas referidas a los derechos de los pueblos indígenas, incluyendo las del Examen Periódico Universal (2008), del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (2009), del Relator Especial de la ONU James Anaya (2010) y del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas (2011).
- Responder al Informe Anual 2010 de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos (marzo 2011), sobre los procesos claros para el consentimiento previo, libre e informado de los pueblos indígenas con relación a megaproyectos y proyectos legislativos que les afectan.
- Invitar a Colombia al Asesor Especial para la Prevención del Genocidio de las Naciones Unidas, tal como recomendó James Anaya, Relator Especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas.

 

Para más información ver ficha adjunta

 

 



 

Archivos Relacionados

Marzo 2010 - Coordinacion Belga por Colombia (CBC) "Los indígenas colombianos lanzan un SOS a la UE para que no los sigan exterminando" (ES) (PDF)

60.33 kb

Descarga

(PDF)

369 kb

Descarga

(PDF)

381.09 kb

Descarga

Ficha_Oidhaco_Pueblos_indigenas_Colombia (PDF)

388.66 kb

Descarga

Febrero 2009 - OIDHACO condena la masacre de 17 indígenas AWÁ atribuida a las FARC-EP (PDF)

25.98 kb

Descarga
 
 
Enlaces