Inicio > Publicaciones > Documentos de OIDHACO > Grave aumento de asesinatos de quienes defienden los derechos humanos en Colombia

Grave aumento de asesinatos de quienes defienden los derechos humanos en Colombia



El presente documento tiene como propósito exponer las consecuencias de la actual ola de violencia en contra de personas defensoras de derechos humanos y líderes y lideresas sociales. Ésta corre en paralelo al avance del Proceso de Paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP), culminado en la firma de un acuerdo el 24 de noviembre de 2016. Por medio de análisis y de casos concretos, el documento pretende, asimismo, dar muestra del accionar de los grupos neoparamilitares, y de la amenaza que representan para las personas defensoras de derechos humanos y la construcción de una paz duradera.


En 2017, las acciones bélicas derivadas del conflicto disminuyeron hasta sus niveles históricos más bajos, mientras que la violencia contra defensores y defensoras de derechos humanos y líderes sociales se ha recrudecido a niveles no vistos hace 10 años . Dicha ola de violencia ha culminado con el asesinato entre la firma del acuerdo y el 31 de enero de, al menos, 17 defensores, líderes comunitarios y miembros de las Juntas de Acción Comunal . En febrero, la dinámica ha persistido, incluso se ha documentado un aumento en el número de amenazas, agresiones, atentados y ataques, entre otros incidentes de seguridad, perpetrados en contra del  grupo de personas antes mencionado . Particularmente alarmante es la situación de hombres y mujeres pertenecientes al movimiento Marcha Patriótica: de los y las lideresas sociales asesinados desde el anuncio del Acuerdo Final en noviembre de 2016, la mayoría pertenecían a este movimiento que, además, desde su conformación en 2012, ha denunciado el asesinato de al menos 140 de sus miembros y un sinfín de amenazas, agresiones y atentados. En los primeros 40 días del año, han sido asesinadas otras 5 lideresas sociales de la Marcha Patriótica  , lo que muestra de que la violencia sociopolítica en Colombia no ha terminado con la firma del Acuerdo de Paz con las FARC-EP.

 

La organización internacional para la protección de personas defensoras de derechos humanos Front Line Defenders documentó en 2016 el asesinato de 85 personas defensoras de derechos humanos en Colombia, cifra que la convierte en el país con mayor índice de asesinatos de personas defensoras a nivel mundial . Estos asesinatos ocurren en un contexto en el que las víctimas y sus comunidades han denunciado el aumento de la presencia de grupos neoparamilitares. A pesar de los pasos positivos que se han dado para poner fin al conflicto armado entre el Estado colombiano y las FARC-EP, y a la instalación de  una mesa de diálogo entre representantes del gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), los asesinatos de personas defensoras de derechos humanos y líderes sociales y políticos, así como el aumento del neoparamilitarismo, significan un reto real y un desafío importante en la construcción de una paz duradera y verdadera en Colombia.  

 

Publicación disponible en: http://www.oidhaco.org/uploaded/content/article/912657942.pdf

Ver Todos