Inicio > Cooperación, Comercio y Empresas y Derechos Humanos > Comercio y Empresas y Derechos Humanos > Los pueblos de los dos continentes, grandes perdedores de los Acuerdos Comerciales Unión Europea – América latina

Los pueblos de los dos continentes, grandes perdedores de los Acuerdos Comerciales Unión Europea – América latina


Hoy, en conferencia de prensa, fue presentada en Bruselas la petición de organizaciones, redes y comunidades de América Latina y Europa a los miembros del Parlamento Europeo de no ratificar estos acuerdos comerciales.


Bruselas, 10 de octubre.

Hoy, en conferencia de prensa, fue presentada en Bruselas la petición de  organizaciones, redes y comunidades de América Latina y Europa a los miembros del Parlamento Europeo de no ratificar (ver carta abajo) el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y América Central, y el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea, Colombia y Perú.

Estos Acuerdos han despertado una profunda preocupación en la sociedad civil, debido, entre otras razones, a la asimetría de las dos regiones, la prevalencia de los intereses económicos sobre la garantía de los derechos humanos, tampoco se han tenido en cuenta los impactos económicos sociales y ambientales que afectan a los pueblos de los dos continentes. Las negociaciones de estos Acuerdos se han hecho a espaldas de la sociedad civil, y en el caso de los pueblos autóctonos se les ha violado el derecho a la consulta previa, libre e informada que exige el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas.

“La violencia contra los sindicalistas en Colombia alcanza el umbral de los crímenes de lesa humanidad”


Wolfgang Kaleck, Secretario General y co-fundador del Centro Europeo para los Derechos Constitucionales y Humanos (ECCHR) se ha mostrado sorprendido de que la Unión Europea esté negociando un TLC con un país como Colombia, en el que casi 3.000 sindicalistas han sido asesinados y muchos más han sido intimidados, amenazados y acosados en las últimas tres décadas. Para el ECCHR la violencia contra los sindicalistas en Colombia alcanza el umbral de los crímenes de lesa humanidad y es por eso que han presentado esta semana una comunicación a la Oficina de la Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya solicitando acción penal con respecto a la violencia antisindical en Colombia.

En Centroamérica, las carencias en materia de derechos laborales y sindicales son también de gran preocupación. Sólo en Guatemala fueron asesinados 10 sindicalistas en 2011 y se presentaron 10 intentos más de asesinatos. A esto se suma la tendencia de una disminución de la estructura institucional de protección social del trabajo para dar vía libre a la competitividad no regulada del empresariado. Tarsicio Mora, Director de relaciones internacionales de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) añadió que en su país, además del asesinato sistemático de los sindicalistas continua el proceso de eliminación de la estructura sindical que se materializa en reformas a la normatividad laboral como la tercerización, la informalidad y la persecución quienes intenten construir nuevas organizaciones sindicales, colocando a Colombia en el país más peligroso del mundo para el ejercicio de la actividad sindical.

Características de unos Acuerdos asimétricos

Lourdes Castro, experta en relaciones comerciales UE - América Latina, opina que es la UE quien realmente se beneficia de estos Acuerdos, mientras los países centroamericanos, junto con Colombia y Perú únicamente lograran unas ventajas en materia de acceso al mercado europeo de productos primarios. Un ejemplo claro de ello, son las ventajas para los proveedores europeos de servicios, quienes están sometidos a las mismas reglas de juego que los proveedores locales. “De la misma manera,  fruto de la liberalización de las compras gubernamentales prevista en los Acuerdos, se verán bloqueadas las opciones políticas de los países latinoamericanos para apoyar a sus propios proveedores y promover su participación en el comercio nacional e intrarregional” ha asegurado Castro.

La negociación del sector lácteo también es una buena muestra de esta inequidad. “El ingreso de los lácteos subsidiados europeos generará un desplazamiento de los mercados internos centroamericanos y andinos, afectando a los productores locales y comprometiendo la soberanía alimentaría de estas regiones, tomando en cuenta que la leche es un alimento esencial de la canasta básica familiar.”

Desde hace más de un año, organizaciones y redes de la sociedad civil europea y latinoamericana en defensa de los derechos humanos, el desarrollo sostenible, la protección de medioambiente, y las comunidades afectadas por estos Acuerdos, vienen pidiendo al PE no ratificar estos Acuerdos tal y como están diseñados ahora.

Las organizaciones consideran que estos Acuerdos no sólo afectan a los pueblos de América Latina, sino que la profundización de este modelo económico, actualmente en crisis, resultará en una violación grave de los derechos humanos, en particular económicos, sociales, ambientales y culturales tanto en América Latina como en Europa. Estas organizaciones representan un amplio abanico de la sociedad civil latinoamericana y europea y por ello consideran que sus demandas y recomendaciones deberían ser tomadas en cuenta por las autoridades europeas.

Ver Todos



 

Archivos Relacionados

Carta_No_al_TLC_Organizaciones_AL_y_Europa (PDF)

72.04 kb

Descarga

NP_Acuerdos_Comerciales_UE-AL (PDF)

250.35 kb

Descarga